Acho Reviews

Tema en 'Audiófilos de barra de bar' iniciado por SenyorC, 24/8/20.

  1. SenyorC

    SenyorC Medio Sordo

    Registrado:
    5/6/20
    Mensajes:
    93
    Reputación:
    92
    Review - TRN MT1

    [​IMG]

    Los TRN MT1 son unos IEMs que se encuentran en la parte extrema de lo económico. Se pueden comprar (a la hora de publicar esta review) por menos de 6€ por lo cual no hay mucho que podamos exigir a unos IEMs a este precio, sin embargo, hay cosas sorprendentemente buenas en estos IEMs ultra económicos.
    KZ ya me sorprendieron con los EDX en este rango de precios, unos IEMs que considero imbatibles a este precio, siendo los reyes del “calidad-precio”. He probado varios otros modelos en este rango económico extremo pero la verdad es que ninguno me ha motivado a pasar mucho tiempo con ellos y publicar una review completa, hasta que llegaron los MT1.

    [​IMG]

    Presentación...

    No podemos pedir mucho a este precio, es más, simplemente unos IEMs que producen sonido es ya un logro por poco más de 5€.

    La caja es una simple bandeja de cartón dentro de una funda que muestra una imagen de los IEMs en la parte delantera y especificaciones en la parte trasera.

    Dentro encontramos los IEMs, el cable, 3 juegos de puntas y las típicas tarjetas de garantía.

    No es mucho pero es más de lo esperado.

    [​IMG]

    Construcción y estética…

    La construcción es sencilla y barata. En mi caso son transparentes y la carcasa me recuerda a algunos de los modelos más económicos de KZ como los ZST X etc. Son muy ligeros y no son nada especiales pero cumplen su función y te permiten ver el driver dinámico de 10mm en su interior.

    La calidad de construcción dentro de la carcasa no es la más elegante, tiene algunas gotas de pegamento pero no puede llegar a quejarme sobre la calidad cuando considero el precio.

    El cable incluido tampoco es de los mejores, me recuerda bastante a los cable incluidos con los Blon BL-03 etc., aunque me atrevería a decir que es mejor que el cable de Blon, o al menos no es tan malo. He estado utilizando el cable incluido, y también las punta incluidas, y mientras que no son los mejores, sí que cumplen su función.

    [​IMG]

    Sonido...

    Aquí está lo sorprendente por 6€, igual que en el caso de los EDX, suenan bastante bien. El perfil de sonido en general está un poco cargado de graves pero no es exagerado, lo cual me ha llevado a disfrutar de ellos aunque no sean mi afinado preferido.

    En la zona de subgraves, hay suficiente extensión y presencia para apreciar los retumbes de canciones que se extienden a esos rangos. En canciones como “Chameleon” de Trentemoller, puedes sentir esos retumbes bajos pero no hacen sombra a todo lo demás.

    En el resto de las frecuencias graves, de nuevo la presencia está por encima de lo neutral pero no es suficiente para que me dé la sensación de molestia. Una parte importante de esto es que los graves son bastante limpios y detallados, permitiendo golpes fuertes cuando sean necesarios pero sin convertirse en “sueltos y fuera de control”. No me malinterpretéis, no están en las ligas de graves espectacularmente detallados y limpios, no se presentan tan limpios como otros IEMs en rangos de precios mucho más altos pero son suficientes para que no sienta que los graves están fuera de control. Escuchando canciones como “No Sanctuary Here” de Marian Herzog feat Chris Jones, encuentro los graves un poco más presentes de lo que me gustaría pero para nada ofensivos.

    La transición entre graves y medios bajos no es la más limpia pero, de nuevo, es más que aceptable. Hay una caída típica a la hora de pasar por el centro de los medios, lo cual significa que los tonos fundamentales de las voces e instrumentos parecidos tengan una pequeña falta de presencia, pero esto es más por el afinado en general que por una falta de calidad en esa zona.

    Pasando hacia las frecuencias altas, hay una subida que aporta a estos IEMs un afinado típico (y seguro) en forma de V pero han conseguido no exagerar la presencia en los medios altos y agudos bajos, evitando sonidos nasales y bruscos. No serían mi elección para música acústica y principalmente vocal pero incluso en ese caso, no son malos.

    En los agudos, la sibilancia lo afrontan bien, sin reducirlo demasiado pero sin elevarlo tampoco. Canciones como “Hope is a Dangerous Thing” de Lana Del Rey, puede resultar incómoda en muchos IEMs pero no es el caso de los MT1.

    La caída típica de un solo driver dinámico se presenta en los rangos más altos, más aire y extensión serían de agradecer, pero, una vez más, no me puedo quejar. No te dejan con la sensación de que falta la mitad de los agudos, lo cual sí ha sido el caso con algunos otros modelos de un solo DD.

    La anchura de escena está en la media para unos IEMs, no es muy ancha pero suficiente para disfrutar de colocación a la izquierda y derecha. La colocación de las imágenes dentro de la escena también está bastante bien por unos IEMs a este precio. No te van a rodear con capas y capas de detalles pero canciones como “Bubbles” de Yosi Horikawa, son divertidas de escuchar y se puede apreciar lo que la canción presenta.

    La velocidad y detalles también son más que aceptables por el precio. Si, hay mejores IEMs en este aspecto (y todos los aspectos) pero no me dejan con la sensación de que todo es una gran mancha de sonido, incluso con las canciones mas concurridas.

    [​IMG]

    Conclusión…

    Hay mucho fallos que se les pueden sacar a los MT1, o mejor dicho, cosas que se podrían mejorar porque realmente no tiene fallos. Pero una vez que miramos el precio, la verdad es que no creo que se les pueda pedir más.

    El afinado en general es una apuesta segura al estilo “V”, lo cual será de agradecer para muchas personas, y mientras que no es mi afinado preferido, es suficientemente sutil para que no me moleste.

    Funcionan muy bien para música electrónica, con graves bien definidas y suficientemente presentes para disfrutar de esos golpes bajos. Los agudos también están suficientemente presentes para no dar la sensación de estar ausentes. De nuevo, todas estas cosas se podrían mejorar pero los MT1 están muy por encima de lo que se debería esperar por el precio.

    La pregunta obvia es MT1 o EDX? Pues creo que ambas opciones son una muy buena compra por su precio pero son muy similares en cuanto a afinado y rendimiento. Creo que personalmente optaría por los MT1 por encima de los EDX porque siento que la colocación de imágenes y la limpieza de los graves está un poquito mejor.

    Lo único que puedo decir es que, por 6€, estos IEMs son muy buena compra!

    [​IMG]
    www.achoreviews.com


    Review en YouTube:
     
    A cqtek y VeRTeX les gusta esto.
  2. SenyorC

    SenyorC Medio Sordo

    Registrado:
    5/6/20
    Mensajes:
    93
    Reputación:
    92
    Review - Kinera BD005 Pro

    [​IMG]

    Los Kinera BD005 Pro me han sido enviados por HifiGo a cambio de publicar esta review. No han solicitado nada específico excepto por incluir los enlaces a su tienda y al producto, sin embargo, como siempre, es bueno saber que estos auriculares no me han costado dinero.

    Para ver los enlaces, podéis visitar la version de esta review en YouTube o en Acho Reviews (simplemente pincha en cualquier imagen de esta review).

    Intro…

    Kinera es una marca que se ha hecho conocer en el mundo IEM y que han lanzado modelos muy bonitos y con buen rendimiento. Los BD005 Pro salieron este año y son una opción económica de la marca, costando poco más de 40€ (en HifiGo en el momento de escribir esta review), colocados fácilmente en la categoría sub 50€ que me gusta mencionar en Acho Reviews.

    Con un sistema híbrido, especificando el uso de un driver dinámico de berilio de 9.2mm junto con un driver de armadura balanceada Knowles 30095, con afinación propia, para las frecuencias altas, la verdad es que esta es mi primera experiencia con Kinera y me interesaba saber cómo se comportaban, no sólo en general, sino que también en comparación con algunos de mis modelos favoritos en el rango sub 50€.

    [​IMG]

    Presentación...

    Lo primero que destaca es la caja en la que llegan los BD005 Pro. Mientras que es un empaquetado sencillo de cartón, la caja es hexagonal y lo aparta de la típica caja cuadrada o rectangular que suelo recibir con IEMs a este precio. Obviamente esto no los hace mejores (ni peores) pero si los hace destacar.

    Dentro de la caja recibimos los IEMs, un cable con micrófono incorporado (al menos en los que yo he recibido), tres juegos de puntas de silicona y una funda redonda de transporte (junto con la típica documentación).

    De nuevo, no hay nada extraordinario en cuanto a presentación pero sí que incluyen lo suficiente para ser adecuados a su precio.

    Si tuviera que quejarme de algo, que no es obligatorio pero lo haré de todas formas, serían las puntas incluidas. Las puntas también se apartan de lo normal, siendo muy cortas y pequeñas. Tenía mucha curiosidad por saber cómo reaccionaba este tipo de punta pero, por desgracia, los tres tamaños son demasiado pequeños para que pueda conseguir un buen sellado, por lo que he tenido que utilizar otras puntas.

    [​IMG]

    Construcción y estética...

    Los BD005 Pro utilizan una carcasa imprimida en 3D, la cual, en mi caso, es rojo oscuro con flecos dorados, con el logo de Kinera en letras doradas. El acabado es muy suave y es de una forma que encuentro muy cómodo, una vez colocados no noto molestia alguna.

    No veo fallos aparentes en la construcción y en general, no tengo quejas sobre la construcción ni estética. Obviamente la belleza está en el ojo de cada uno pero me gusta la estética y no me dan sensación de barato.

    EL cable incluido también es sorprendentemente bueno para ser un cable con micro incluido. Sinceramente no suelo recibir muchos IEMs con micrófonos en línea y la mayoría de cables que sí lo tienen son de KZ. Me gusta mucho más el cable de Kinera que los incluidos con KZ y me agrada tener otro cable con micro (siempre tengo un cable con micro en mi bolso por si acaso).

    [​IMG]

    Sonido...

    Como no he podido utilizar las puntas incluidas, he jugado con varias opciones para ver cuales prefería en cuanto a sonido y confort. Para decir la verdad, mientras que existen cambios obvios en sonido, como con todos los IEMs al cambiar las puntas, no encontré que fueran cambios extremos. Al final opté por utilizar puntas Xelastec que encuentro muy cómodos y creo que dan ese pequeño % extra a los Kinera.

    Mis primeras impresiones de los BD005 Pro era que son un afinado muy seguro en “V”, sin embargo, después de escuchar más y hacer más pruebas, encuentro que no son tan en “V” como pensaba. Si, está la típica bajada en los medios comparado con los graves y agudos, pero siento que los graves no están tan elevados como en tantos otros IEMs.

    También encontré que estos IEMs agradecen un poco más de amplificación. Mientras que el volumen alcanzado con un teléfono o el MW200 es suficiente, al conectarlos al Atom parece que se despiertan un poco más y que los detalles de fondo son más aparentes. No es que hayan cambiado por completo pero he encontrado que la amplificación merece la pena.

    En las zonas de subgraves, encuentro que hay algo de caída cuando se aproxima a las notas más bajas, aunque no es terrible. Utilizando la canción “Chameleon” como referencia, si, hay subgraves allí abajo pero no retumban tanto como en otros IEMs con graves elevados. Esto no es malo en mi opinión porque los BD005 Pro no dejan que los subgraves tomen el control de la parte baja, algo que no me agrada en tantas opciones con afinados en V.

    En los graves medios y graves altos, hay más presencia pero se controlan bastante bien. Los golpes de graves son buenos y bien controlados, aunque siento que en algunas canciones les falta un poquito más de potencia cuando son golpes de graves cortos y precisos. No son para nada malos y prefiero mucho más que tengan esa pequeña falta de potencia en vez de graves sueltos y descontrolados, pero cuando escucho canciones como “No Sanctuary Here” de Marian Herzog y Chris Jones, no noto esos golpes tanto como en otros modelos que mencionaré más adelante. La misma sensación me dan con “Bury a Friend” pero cuando se pasa a canciones que utilizan bajos en vez de bajos electrónicos, la tonalidad es agradable y prefiero tener la tonalidad correcta por encima de los golpes potentes debido a mi preferencias musicales.

    En la parte baja de los medios, la transición de los graves es algo que también noté más limpio a la hora de utilizar amplificación, aunque esto podría estar solo en mi cabeza (como todo). La transición es lo suficientemente limpia como para no parecer hinchado ni notar sangrado de los graves. Cuando escucho canciones como “The Room” de Ostura, hay suficiente separación entre la batería, el bajo y la guitarra como para apreciar los instrumentos por separado. Los medios graves realmente son bastante limpios y bien presentados.

    De hecho, los medios en general, aunque con un poco de caída, no están ausentes para nada. Aunque está esa caída en los medios, las voces siguen presentes y tienen un bonito toque. Sinceramente, los medios son muy limpios, a través de todos los medios, y aunque a veces parezcan un poco estériles, realmente no es nada sobre lo que quejarse.

    Pasando a las regiones más altas, aquí es donde suelo encontrar fallos con los IEMs en este rango de precios y, por desgracia, los BD005 Pro no son una excepción. Desde luego que no son los peores, están muy por encima de algunos otros modelos en su rango de precio, pero simplemente encuentro los agudos demasiado elevados, con algo de brusquedad y sibilancia que aparece a veces y puede ser molesto. Es como si hubieran afinado estos IEMs para ser muy en “V” y después decidieron bajar los graves pero dejar los agudos como estaban. Esto resulta, con mucha de la música que escucho siendo sencillos instrumentos acústicos y voces, en algo brusco y anémico.

    Esto es especialmente el caso con canciones como “Tears In Heaven” de Eric Clapton o “Sugar (Acoustic)” de Francesco Yates, canciones que son básicamente una guitarra acústica y una voz. Es más, una buena demostración de lo que me estoy refiriendo sería utilizando la canción “When The Party’s Over” de Billie Eilish. La primera mitad de la canción es básicamente su voz con muy poco detrás, esta parte se presenta muy brusca, sin embargo, cuando entran los graves sobre el 1:57, como la canción tiene los graves exagerados, parece equilibrar el sonido y desvía la atención de esa parte alta y brusca. No es que desaparezca, solo que no se enfoca.

    La sibilancia puede ser un problema con estos, como acabo de mencionar. No perdonan mucho en estos rangos y temas como mi típica prueba de “Code Cool” puede ponerse muy caliente.

    La velocidad y dinámica la verdad es que son bastante impresionantes, para unos IEMs a este precio. El driver dinámico hace un buen trabajo de mantener el ritmo de música acelerada y compleja. De hecho, el driver dinámico hace un buen trabajo en general. El driver BA también es bastante capaz, pero eso es de esperar de un BA, debería mantener el ritmo en partes concurridas.

    En cuanto a anchura de escena y presentación, pues son otros IEMs más de la parte económica. Está sobre la media en mi opinión. Si que me dieron la impresión de que la anchura mejoraba con amplificación pero creo que en realidad era el hecho de que los detalles de fondo estaban más presente, dando la sensación de una presentación más amplia y espaciosa. La localización y colocación de imagenes es decente, haciendo que canciones como “Bubbles” resulten interesantes pero no se presentan de un modo que me haga decir “wow!”.

    *Debido al límite de caracteres, continúa en el siguiente post...
     
    A cqtek le gusta esto.
  3. SenyorC

    SenyorC Medio Sordo

    Registrado:
    5/6/20
    Mensajes:
    93
    Reputación:
    92
    Kinera BD005 Pro (parte 2)...

    [​IMG]

    Comparaciones...

    Normalmente no incluyo comparaciones específicas en mis review debido a que sigo siempre las mismas pautas en todas ellas, haciendo que sea fácil ver otra review de otro artículo y averiguar lo que pienso sobre algo en particular.

    Sin embargo, ha pasado bastante tiempo desde que hice “Las mejores compras por menos de 50€” y, mientras que no voy a hacer ninguna lista, creo que es interesante ver donde se colocan los BD005 Pro en relación con algunos de los que ya llevan tiempo. Esto ha significado sacar algunos IEMs que no he escuchado en bastante tiempo.

    Para hacer que esta comparación sea rápida y sencilla, he utilizado el mismo cable en todos los IEMs (excepto por los T2+, que he utilizado un cable de la misma marca y modelo pero con conectores MMCX). También he utilizado las mismas puntas Xelastec para todos, que encuentro muy cómodos y que funcionan bien con todos los IEMs que he listado a continuación. He utilizado archivos FLAC, reproducidos por Foobar, a través del Schiit Modi 3 y el JDS Labs Atom. Así que, las únicas diferencias son los propios IEMs.

    En cuanto a música, para seguir con la intención de que fuera corta y al grano, he elegido 8 canciones de mi lista de pruebas habitual, intentando cubrir varios géneros. Las canciones han sido:

    Brian Bromberg - Elephants on Ice Skates

    Sara K. - All Your Love (Turned to Passion)

    Alison Krauss - Down to the River to Pray

    2Pac - Ambitionz Az A Ridah

    Rage Against The Machine - Bombtrack

    Ottmar Liebert & Luna Negra - La Luna (Binaural)

    Marian Herzog feat. Chris Jones - No Sanctuary Here

    Trentemoller - Chameleon



    KZ ZS10 Pro

    La primera comparación ha sido con unos IEMs que no he escuchado en mucho tiempo, los KZ ZS10 Pro. Mientras que estos IEMs ya llevan bastante tiempo en el mercado, se siguen mencionando mucho y fueron mis IEMs principales para monitorizar la banda durante un año o así, con mucho tiempo de escucha entre medio. Puedes ver mi review original de ellos aquí.

    Mi primera escucha me trajo recuerdos sobre el por qué me gustan y por qué no me gustan los ZS10 Pro. Los detalles son muy buenos, mejores que los BD005 Pro en mi opinión, pero necesitan algo de EQ para sonar “correctos” cuando se escucha música, algo que no he hecho en este caso. También tienen ese leve toque metálico en la parte alta, algo que KZ ha reducido mucho con el paso del tiempo y que los Kinera no parecen presentar.

    Los subgraves son más presentes y elevados en los ZS10 Pro que en los BD005 Pro, resultando en mucho más retumbe a la hora de escuchar “Chameleon”, sin embargo, al escuchar otras canciones que son más acústicos por naturaleza, o incluso “Bombtrack”, encuentro los ZS10 Pro más bruscos, con los BD005 Pro siendo más relajados y más placenteros para escuchar, en mi opinión.

    Si quieres detalles, entonces creo que los ZS10 Pro están fácilmente por encima de la opción de Kinera pero para una escucha relajada, elegiría los BD005 Pro. Los Kinera también necesitan más potencia para alcanzar los mismos niveles y cobrar vida, mientras que los ZS10 Pro responden casi igual incluso a volúmenes muy bajos.



    Moondrop SSP

    Mientras que no me volví loco con estos IEMs en mi review, que lo puedes encontrar aquí, si dije que eran buenos y que eran como un “placer prohibido”. Con el tiempo, esa sensación ha aumentado. Encuentro que los SSP son unos IEMs que tienen más graves de los que suelo preferir pero que me agradecen cuando estoy de humor.

    Escuché los SSP bastante a menudo durante un tiempo y eran algo que solía tener en el bolso, como IEMs de reserva, hasta no hace mucho. En comparación con los BD005 Pro, lo primero que resalta es que los SSP necesitan aún más potencia que los Kinera.

    En cuanto a sonido, me sorprendió encontrar que realmente no tenían más graves que los BD005 Pro. Es más, encontré que los Kinera tenían más golpe en los graves y más retumbe que los SSP. En cuanto al resto del sonido, me gusta realmente el afinado de Moondrop (como probablemente hayas notado en mis otras reviews) y los SSP no son una excepción. Sí siento que los BD005 Pro tienen la ventaja en los agudos. Aunque sean más bruscos y pueden presentar sibilancia, si tienen más extensión y más sensación de “aire” que los SSP.



    KZ DQ6

    Estos son unos IEMs que se alejaban de lo “normal” de KZ y me impresionaron bastante, aunque seguían teniendo fallos. Mi review original se puede encontrar aquí. La comparación aquí está entre los 3x DD de los DQ6 y los 1x DD + 1x BA de los Kinera.

    Se me olvidó bajar el volumen cuando cambié de los BD005 Pro a los DQ6 y me recordaron inmediatamente que son mucho más eficientes! También me recordaron inmediatamente lo que me gusta de estos IEMs.

    Tienen mejor extensión en los subgraves y los graves y medios también son muy agradables, especialmente su tonalidad. Donde fallan los DQ6, o al menos no están al nivel de mis preferencias, es en los agudos, igual que los BD005 Pro. Ambos pueden ser un poco calientes y sibilantes, causando momentos de molestia. Recuerdo que tuve que jugar con múltiples juegos de puntas en los DQ6 para reducir la sibilancia y creo que los Xelastec quizás no fueron uno de ellos. La extensión es, de nuevo, mejor en los Kinera en los rangos más altos, con los DQ6 quedándose un poco detrás, aunque la brusquedad y sibilancia es casi un empate.

    Una cosa que mencionar es que, cuando una canción tiene demasiados graves en su grabación, los DQ6 puede ser demasiado, con demasiados graves y agudos bruscos, lo cual significa que una canción con una presentación en V (en la grabación) está mejor controlada por los Kinera (incluso con agudos bruscos).



    Tin T2+

    Los Tin T2+ han sido una recomendación mía en la categoría sub 50€ desde que los probé por primera vez, puedes ver la review aquí. Encuentro que son unos IEMs que se adaptan muy bien a diferentes géneros, teniendo muchos graves cuando se necesitan pero sin resultar sobrecargados de graves cuando la canción no los necesita.

    En cuanto a afinación general, creo que los T2+ siguen siendo más impresionantes que los BD005 Pro pero en cuanto a tonalidad, especialmente en los medios y los graves altos, es mucho más agradable en los Kinera.

    Los T2+ pueden estar mucho más “en tu cara” que los BD005 Pro pero a la misma vez, no encuentro que los agudos sean más suaves. Siguen teniendo momentos de sibilancia y desde luego que no son perfectos, pero los encuentro más detallados y más impresionantes que los BD005 Pro. Si sólo buscas una escucha relajada, quizás estos últimos (Kinera) sean una mejor apuesta.



    KZ ZAX

    Los últimos IEMs son unos que no estaban dentro del límite de 50€ cuando les hice la review aquí, pero ahora se encuentran a menudo dentro del rango. Dije que los ZAX son los mejores auriculares KZ que había escuchado hasta la fecha y, visto que no he escuchado los últimos modelos, sigo manteniendo esa opinión.

    Lo primero que resalta con los ZAX después de escuchar a los BD005 Pro es el espacio y la sensación de apertura. Recuerdo pensar que estos estaban por encima de la media en este aspecto y mi opinión no ha cambiado. Escuchando “La Luna (Binaural)”, la diferencia en espacio es muy notable entre los dos modelos.

    Los graves los encuentro parecidos en ambos, con los ZAX tomando un paso por delante en cuanto a subgraves, con los medios cayendo seguramente del lado de los BD005 Pro, debido a que los ZAX pueden dar la sensación de voces echadas hacia atrás a veces, algo que no he notado con los Kinera. En las zonas agudas, los ZAX desde luego que no son tan bruscos como los BD005 Pro, aunque sí pueden presentar sibilancia a veces, se sienten más equilibrados.

    [​IMG]

    Conclusión…

    Esto se ha convertido en una review mucho más larga de lo que pretendía pero revisitar los modelos sub 50€ que he mencionado ha sido divertido, no suelo pasar mucho tiempo con ellos. Cuando no estoy pasando el tiempo con lo que voy a reseñar, suelo optar por utilizar mis modelos favoritos y no paso suficiente tiempo con modelos reseñados previamente. Así que, independientemente de lo que pueda opinar sobre los BD005 Pro, esta review ha sido divertida.

    Lo cual me lleva a… qué pienso realmente de los BD005 Pro?

    Pues, desde luego que no son unos malos IEMs pero tampoco son nada revolucionario. Me gusta la estética, la construcción, el cable, también soy fan de la tonalidad y en general, de todo desde los graves medios hasta los medios altos, sin embargo, siento que la brusquedad de los agudos y la falta de detalle son lo que bajan el nivel de estos IEMs.

    De nuevo, no son unos IEMs terribles, hacen muchas cosas bien, es solo que hay mucha competición allí fuera en estos precios y hace falta algo muy especial para sobresalir de lo demás. Creo que quizás el driver BA sea el punto flojo de estos IEMs y es una lástima, porque todo lo demás parece encajar bien.

    [​IMG]
    www.achoreviews.com


    Review en YouTube:
     
    A VeRTeX y cqtek les gusta esto.
  4. SenyorC

    SenyorC Medio Sordo

    Registrado:
    5/6/20
    Mensajes:
    93
    Reputación:
    92
    Review - Sivga Phoenix

    [​IMG]

    Los Sivga Phoenix me han sido prestados muy amablemente por Keydis, los distribuidores oficiales de Sivga y Sendy Audio (entre otras marcas) en España. Visto que son distribuidores y no venden directamente al público, dejaré el enlace a una página donde se muestran las tiendas que venden estos auriculares en España en el blog.

    Keydis no ha solicitado nada específico, por lo tanto, como siempre, mi review será tan sincera e imparcial como me sea posible. Aún así, siempre es bueno considerar que no me ha costado nada probar estos auriculares.

    Intro…

    Sivga es una marca que ha aparecido recientemente en el mundo auricular y que han conseguido hacerse una reputación rápidamente. El mismo fabricante es responsable de dos marcas de auriculares, Sivga Audio y Sendy Audio. Esta última se enfoca en los modelos de alta gama mientras que la marca Sivga se centra en modelos más económicos, mientras que mantienen mucha de la misma tecnología encontrada en los modelos más altos.

    Hasta ahora no había tenido ocasión de probar nada de Sivga y los Phoenix son un modelo sobre los que había leído bastante, mayormente halagados por sus propietarios. Como puede que hayas notado, si has leído alguna otra review mía, solo porque algo reciba halagos, no quiere decir que sea de mi agrado personal, así que estaba muy interesado en probarlos y cuando me ofrecieron la oportunidad, no dudé.

    Con un precio de venta de 265€ (en el momento de escribir esta review), estos auriculares abiertos de driver dinámico se colocan en un rango donde han aparecido algunos modelos muy buenos últimamente y, para ser totalmente honesto, la mayoría de mi tiempo de escucha reciente ha sido con auriculares planar magnéticos, así que me ilusionaba pasar algo de tiempo con unos dinámicos abiertos.

    [​IMG]

    Presentación...

    Los Sivga Phoenix llegan en una caja negra con resaltos de color madera por el centro. La caja no es nada especial pero una vez abierta, siento que Sivga ha incluido accesorios de una calidad decente, especialmente para algo en este rango de precios.

    Lo primero que encontramos es la funda de transporte. La funda es de estilo rígido, moldeado para seguir la forma de los auriculares. Tiene un acabado que imita la piel en el exterior y en el interior, la forma moldeada hace un buen trabajo de mantener y proteger los auriculares. No hay un hueco específico para el cable pero hay sitio de sobra para guardarlo dentro de la pequeña bolsa que incluyen, colocándose fácilmente en la funda con los auriculares.

    También se incluye un cable no balanceado, recubierto de tela, lo cual encuentro muy agradable. El cable está terminado con un conector 3.5mm TRS en una punta (incluyendo un adaptador a 6.35mm) y dos conectores 3.5mm TS en las otras puntas, uno para cada copa.

    En mi caso, Keydis también ha incluido unas almohadillas de recambio que han sacado Sivga para los Phoenix, sobre los cuales hablaré más adelante. Las almohadillas originales son de piel de imitación en su exterior con un interior de tela, mientras que las de recambio son completamente de piel de imitación.

    Eso es todo en cuanto a presentación y chiches incluidos, pero, siento que los artículos incluidos son suficientes como para estar contento y sin haber invertido demasiado dinero en cosas que no son necesarias.

    [​IMG]

    Construcción y estética...

    En mi opinión, los Phoenix son unos auriculares bien construidos. Si que tienen algunas cosillas que mencionaré en un momento pero en general, están bien montados y no veo ningún fallo obvio en su construcción o mecanismos.

    Las copas están hechas de madera Zebra, con horquillas de metal y bastante ajuste en cuanto a ángulo y giro. La diadema es de metal con una correa de confort debajo, sin embargo, esta es una de las primeras “cosillas”, la longitud de la diadema y correa. En mi caso tengo que utilizar la correa ajustada a su máxima longitud. Esto es suficiente para mi personalmente y tengo la cabeza bastante grande, pero si tienes la cabeza más grande que yo, puede que lo encuentres un poco corto. De nuevo, no es mi caso pero es algo a tener en consideración.

    La segunda “cosilla” es la profundidad de las almohadillas originales. En cuanto a diámetro interno están bien, suficientemente grandes para acomodar mis orejas sin problemas. El problema es la profundidad. Yo no tengo las orejas pequeñas pero tampoco son grandes, y si que tocan el material que recubre los drivers. Yo no los he encontrado incómodos pero si esto es algo que te molesta, el hecho de que las orejas toquen en la parte que recubre el driver, entonces las almohadillas originales seguramente no sean para tí. La sensación es muy similar a llevar algo de la serie HD6X0 con almohadillas gastadas.

    El segundo juego de almohadillas, que se pueden comprar por separado en las mismas tiendas que venden los auriculares, son más profundos y no noto el recubrimiento de los drivers. Sin embargo, las almohadillas opcionales están hechas totalmente de piel de imitación que, en mi opinión, no es tan agradable como las recubiertas de tela. También hay algunas diferencias en cuanto a sonido pero de eso hablaré en un momento.

    En fin, los Sivga Phoenix los encuentro cómodos pero si pudiera hacer que la diadema se extendiera un poquito más (para poder montar una correa de confort un poco más gruesa) y las almohadillas un poco más profundas (lo cual se consigue con las almohadillas de recambio), pasarían de ser cómodos a ser muy cómodos.

    [​IMG]

    Sonido…

    Como he mencionado hace un momento, hay diferencias entre las almohadillas originales y las opcionales en cuanto a sonido, como es el caso con casi todos los auriculares a la hora de cambiar almohadillas por otro tipo.

    He pasado los primeros días utilizándolos con las almohadillas originales, formando una buena opinión sobre su sonido, antes de pasar a las opcionales durante unos días, para finalmente hacer unas comparaciones directas entre ambas con mi lista habitual de canciones de prueba (que se puede encontrar aquí). Mis impresiones a continuación son con las almohadillas originales, dejaré impresiones sobre las opcionales al final de esta sección.

    Eso sí, antes de continuar, quisiera mencionar amplificación. Estos auriculares no necesitan casi potencia alguna. Cuando he estado utilizando el JDS Labs Atom para las comparaciones entre almohadillas, tenía el amplificador a un nivel más bajo que con muchos IEMs que he probado. Los Sivga Phoenix se alimentarán fácilmente de un teléfono, un dongle, un portátil o incluso de casi cualquier cosa que tenga una salida de auriculares. Esto no quiere decir que cualquier fuente sonará bien con ellos pero, siendo honesto, no noté grandes diferencias entre fuentes con estos auriculares, excepto en el caso de que la fuente sea mala (como es el caso de mi teléfono), siempre parecen sonar más o menos igual.

    Empezando en la parte baja con las regiones subgraves, hay una pequeña caída cuando se llega a las notas muy bajas, o sea, por debajo de los 40Hz. Sin embargo, esto no es algo que sea muy notable a no ser que estamos aislando sonidos en esas frecuencias, debido a que las armónicas de esas notas fácilmente recuperan esa pequeña caída. Digamos que no hay una falta de retumbe cuando se escucha “Chameleon” como canción de prueba. De hecho, debido a que estos auriculares tienen una elevada sensibilidad, fijar el nivel del Atom en 40% es suficiente para notar como vibran mis oídos con esta pista.

    En los graves medios y graves altos, estos auriculares no defraudarán a los que les gustan los graves. Con esto no quiero decir que están demasiado sobreelevados, aunque sí están al norte de neutral, es más la forma en la que reacciona el driver dinámico con las notas bajas, sumado a los medios graves, que da la sensación de tener más graves de lo que he llegado a esperar de auriculares abiertos, especialmente en este rango de precios. Unos auriculares que mantengo en mi colección por su rendimiento en los graves son los DT1990 Pro y, mientras que los Phoenix quizás no sean tan limpios como los Beyer (que cuestan más del doble que los Sivga), si encuentro que los graves impresionan y que pueden presentarse de un modo precioso con la música adecuada.

    Cuando no adentramos en los medios graves, hay una pequeña elevación que continua desde las regiones de graves medios/altos. Dependiendo de la música que escuchamos, esto si que puede dar la sensación de estar un poco hinchado. Por ejemplo, con la canción “No Sanctuary Here”, siento una pequeña falta de claridad en la transición. Sin embargo, pasando a canciones que son más limpias en estos rangos, como puede ser “Shot Me Down”, o mejor aún, alejándonos de la música electrónica hacia guitarras y bajos electricos, ya no dan la sensación de hinchazón y la tonalidad de las guitarras y los bajos es muy agradable.

    Pasando por los medios, no hay caída notable hasta que llegamos a la parte alta de estos. Esto le da a la voces graves una tonalidad preciosa pero algunas voces que residen en la parte alta de los medios sí que pueden notarse un poco echados hacia atrás. Como ejemplo, la tonalidad de la voces masculinas en “Hallelujah” de Pentatonix, parece tener una mejor presencia que la voces femeninas de la misma canción. Sin embargo, escuchando la voz en “Seven Nation Army” de Zella Day, no noté esta sensación, aunque las voces son de un rango muy similar en ambas canciones, así que depende mucho de la canción. Encuentro que la tonalidad y timbre de los medios en general es muy placentero, excepto por esas pocas ocasiones donde he notado las voces femeninas un poco echadas hacia atrás.

    Escalando hacia las regiones altas, hay una sensación de caída en los agudos. Esta caída no comienza tan pronto como para convertir los auriculares en oscuros pero si es notable. Esto puede añadir a la sensación de presencia de graves y medios bajos, debido a que no hay mucho brillo en la parte alta para equilibrarlos pero, para decir la verdad, creo que esto trabaja a favor de estos auriculares y el hecho de que no intentan ser algo que no son. La sibilancia se evita y no son bruscos, incluso con canciones que suelen estar en el borde de la brusquedad. En ningún momento se hacen incómodos en la parte alta.

    La anchura de escena y la presentación de imágenes es buena, mejor de lo que esperaba de unos auriculares con este perfil de sonido. No son enormes en este aspecto pero ciertamente tienen suficiente espacio para dar a los instrumentos espacio para respirar. “La Luna” se presenta muy agradablemente. La única vez que los he encontrado un poco claustrofóbicos ha sido cuando reproducía canciones con demasiados instrumentos peleándose entre ellos por un hueco en los graves altos y medios bajos.

    En cuanto a detalle, hay dos cosas que suceden con los Phoenix. Por un lado tenemos las capacidades reales del driver, que no son espectaculares pero no son malos para unos auriculares a este precio. Por otro lado tenemos el hecho de que la falta de agudos resta algo a esa “falsa sensación de detalles” que tantos auriculares utilizan para parecer más detallados de lo que realmente son. Con pocas excepciones, creo que la mayoría de auriculares en este rango de precios que parecen detallados estarían más igualados si los rangos altos se ecualizan con una respuesta similar a los Phoenix.

    [​IMG]

    Cambio de almohadillas...

    Así que, después de cambiar las almohadillas (y también compararlas entre ellas), hay una clara diferencia de sonido en comparación con las originales.

    La primera diferencia notable es que el sonido es más limpio en las regiones bajas. Ahora, con esto no quiero decir que el sonido antes era sucio, pero se reduce un poco ese retumbe, también reduciendo un poco los graves medios y altos, dando una sensación de más claridad y golpes más precisos. Esto es algo que normalmente sería mi preferencia, visto que no soy alguien que disfruta de graves predominantes, sin embargo, en el caso de los Phoenix, siento que está quitando un poco de lo que son los Phoenix, alejándose de su “estilo”.

    Siento que con las almohadillas opcionales, las zonas bajas están desplazando a los auriculares más hacia tantas otras opciones. No me malinterpretes, siguen siendo unos auriculares muy capaces en las regiones bajas y están muy por encima de tantas otras opciones que he probado en este rango de precios, pero es como si se alejaran de ser el centro de atención para mezclarse con la multitud.

    En los medios, esa sensación de que las voces femeninas de “Hallelujah” estaban echadas hacia atrás ya no se presenta, con las voces siendo mucho más equilibradas entre masculinas y femeninas. La tonalidad de las voces sigue estando muy presente pero las voces masculinas si pierden un poco de esa riqueza que tienen con las almohadillas originales. Si me gustan los resultados con estas almohadillas, de nuevo parecen más limpios (con la misma referencia a limpieza que he comentado hace un momento), pero encuentro que echo de menos un poco del timbre y la tonalidad que tienen los Phoenix con las almohadillas originales.

    Los agudos también parecen más claros y extendidos con las almohadillas opcionales, que también suma a la sensación de detalle que he comentado. La sibilancia está un poco más presente con estas almohadillas pero no lo suficiente como para ser problemático o irritante. También mantienen la brusquedad a raya que es algo muy positivo.

    [​IMG]

    Conclusión…

    Estoy un poco dividido en esta review, no con los auriculares, más bien con las almohadillas. Las almohadillas opcionales mueven el perfil de sonido más hacia mis preferencias, sin embargo, encuentro que disfruto de las almohadillas originales que aportan un sonido diferente y divertido para esos momento en los que me apetecen los retumbes y graves. Siendo honesto, tener ambos juegos de almohadillas ofrece suficientes cambios de sonido para que parezca dos auriculares muy similares pero notablemente diferentes.

    Las almohadillas opcionales si mejoran el confort, al menos para mi personalmente, pero tampoco encuentro los Phoenix demasiado incómodos con las originales.

    Si tuviera que elegir solo unas almohadillas, pues seguramente optaría por las originales porque el sonido es algo diferente al resto de mis auriculares. Siento que al cambiarlas por las opcionales, se mueven más hacia un estilo que es muy similar a otros auriculares que ya tengo y rinden mejor en este aspecto, mientras que el sonido con las originales es muy cumplimentario y no tiene que competir directamente con otros auriculares de mi colección.

    Visto el precio de estos auriculares, no tengo duda de que lo merecen. Sugiero hacerse también con unas almohadillas opcionales si estos van a ser tus únicos (o principales) auriculares, visto que la mejora de confort lo merece y que te aporta dos perfiles de sonido en un solo auricular, el primero siendo algo muy diferente y muy bueno, el segundo siendo algo más parecido a otros modelos pero aún así muy competentes.

    Me agrada el poder haber probado estos auriculares Sivga y ya he estado investigando algunas cosas de la línea Sendy.

    [​IMG]
    www.achoreviews.com


    Review en YouTube:
     
    A cqtek le gusta esto.
  5. SenyorC

    SenyorC Medio Sordo

    Registrado:
    5/6/20
    Mensajes:
    93
    Reputación:
    92
    Review - iFi Audio Zen Stream

    [​IMG]

    El iFi Zen Stream me ha sido prestado amablemente para esta review por DeCine, los distribuidores oficiales de iFi Audio en España. No me han solicitado nada específico, ni siquiera un enlace, debido a que son distribuidores y no venden directamente al público, así que, como siempre, esta review será tan sincera e imparcial como sea posible. Sin embargo, es siempre bueno tener en cuenta que no me ha costado nada probar el iFi Audio Zen Stream.

    Para mas detalles sobre el Zen Stream, puedes visitar la página de iFi Audio aquí: https://ifi-audio.com/products/zen-stream/

    Preámbulo…

    Esta review va a ser un poco diferente a las reviews habituales debido a que el Zen Stream es un producto enfocado a ofrecer todas las opciones de reproducción y streaming en un solo dispositivo. El uso de este dispositivo va a variar de una persona a otra, porque cada uno tendrá objetivos diferentes que quieren cubrir con el producto, así que solo lo puedo mirar realmente desde la perspectiva de mi uso personal. Explicaré más por el camino.

    [​IMG]

    Intro…

    El iFi Audio Zen Stream es básicamente un dispositivo de streaming por WiFi (y/o cable) que ofrece una solución sencilla para muchos servicios de streaming, junto con archivos locales, en un solo paquete pequeño.

    La razón por la que estoy muy interesado en este dispositivo es porque se trata de una alternativa “plug & play” al sistema de Raspberry Pi que utilizo actualmente, o al menos eso espero. Así que, como he mencionado antes, miraré al Stream desde el punto de vista de reemplazar mi sistema actual de Pi, viendo como se comporta con mis preferencias personales con este tipo de dispositivo.

    [​IMG]

    Presentación…

    Empezando con la ojeada habitual a como se empaqueta y lo que incluye, el Zen Stream llega en el empaquetado habitual de iFi Audio. Dentro encontramos el Zen Stream, la fuente de alimentación, la antena Wifi (que se conecta obviamente al dispositivo), un cable de red muy corto pero robusto, una pequeña herramienta para ajustar los “”Modos Exclusivos” (más sobre eso en un momento) y un par de tarjetas de instrucciones y garantía.

    No hay una gran cantidad de cosas incluidas pero que falta? Nada que me venga en mente. Si tuviera alguna queja (que no la tengo) sería el hecho de incluir un cable de red de solo 50cm, lo cual significa que tendrás que tener un puerto de red muy cercano o tendrás que comprar otro cable, pero esto no es una queja, por lo menos han incluido un cable de red y fuera de la longitud que fuera, no sería el adecuado para todos.

    [​IMG]

    Construcción y estética...

    El Zen Stream sigue la misma construcción y estética que todos los productos de la línea Zen. Siempre me ha gustado el hecho de que iFi se aleja de lo habitual en esto y la serie Zen es una clara demostración. La estética es obviamente algo muy personal para cada uno, habrá a quien le encante la serie Zen y a quien no, como siempre es el caso con diseños que tienen toques únicos. En mi caso me gusta pero eso es irrelevante para los demás!

    En cuanto a construcción, de nuevo, sigue la serie Zen, estando bien construido, completamente de metal, y personalmente no tengo queja alguna en cuanto a construcción.

    [​IMG]

    Funcionalidad...

    Antes de ir con mi uso personal, quiero repasar un momento lo que hace el Zen Stream como producto, incluyendo algunas cosas que no son relevantes para mi personalmente.

    En cuanto a distribución de las conexiones y controles, en la parte frontal tenemos 2 botones y 4 luces (2 pequeñas y 2 grandes). El botón de la izquierda es para encender y apagar el dispositivo, con un pequeño LED al lado que muestra el estado. El botón de la derecha es para activar el modo hotspot, con otro pequeño LED al lado que, de nuevo, muestra el estado. Las dos luces grandes son para mostrar el estado de la red (LED de la izquierda) y la frecuencia (LED de la derecha), que básicamente da información visual sobre el formato de la música que se está reproduciendo.

    Pasando a la parte trasera, de izquierda a derecha, tenemos:

    Antena Wifi - No creo que necesite explicación.

    Interruptor de “Modos Exclusivos” - Esto permite fijar el dispositivo en realizar una tarea en concreto, siendo las opciones:

    1. Todo en uno
    2. Sólo Roon
    3. Sólo Tidal
    4. Sólo Network Audio Adapter (adaptador de audio en red)
    5. Sólo DLNA

    Esto significa, básicamente, que el dispositivo se ajustará automáticamente al uso individual de cada persona o, si tienes múltiples usos para el dispositivo (como es mi caso), se puede fijar en “Todo en Uno”. El razonamiento detrás de utilizar un modo exclusivo es que cierra programas innecesarios y reduce “jitter de software”.


    Salida SPDIF / Coaxial - Permite conectarlo a un DAC por coaxial en vez de USB.

    2x Puertos USB 3.0 - Uno se puede utilizar para conectar a un DAC mientras que el otro se puede utilizar para conectar almacenamiento local, por ejemplo, un disco duro externo.

    Puerto USB-C - Esto está reservado para actualizaciones de Firmware.

    Conector RJ45 - Para conectar a la red por cable.

    Botón de reseteo - Por si se necesita resetear el dispositivo a los ajustes de fábrica.

    Conexión de corriente - Para conectar la fuente de alimentación.

    Esto cubre todas las conexiones, que son unas cuantas, así que explicaré brevemente a lo que se enfoca este producto.

    El Zen Stream queda conectado a tu red y a tu DAC y básicamente, en términos sencillos, sirve para conectar el DAC a tu red. Esto te permite controlar la reproducción de música (desde un multitud de fuentes) mientras que el Zen Stream hace el trabajo de tomar el stream y pasarlo al DAC. Obviamente hay mucha más complejidad en realidad pero eso es básicamente lo que hace.

    Para los que utilizan Roon, el Zen Stream sirve como endpoint. Para los que utilizan HQPlayer, el Stream se puede fijar como adaptador de audio en red. Para los que utilizan servicios de streaming como Tidal, Spotify, Qobuz, YouTube etc., el Stream aparecerá como salida dentro de la(s) app(s). Para los que quieren reproducir desde su NAS, el Stream se puede fijar como renderer DLNA, y por último, si simplemente quieres reproducir música localmente, se le puede conectar un disco duro externo con la música y controlarlo desde la app (más sobre eso en un momento).

    (debido al limite de caracteres, continúa en el siguiente post...)
     
  6. SenyorC

    SenyorC Medio Sordo

    Registrado:
    5/6/20
    Mensajes:
    93
    Reputación:
    92
    (...continuación)

    [​IMG]

    Mi uso personal...

    He intentado que la parte anterior fuera corta porque, como he dicho al principio, el uso dependerá de las necesidades de cada uno. Ahora voy a enfocarme en mis usos personales para el Zen Stream y cómo se compara con el sistema actual que tengo.

    Obviamente, antes de empezar, tengo que al menos dar un poco de información sobre cómo funciona mi sistema actualmente. Primero debo decir que no utilizo Roon ni HQPlayer, así que los modos 2 y 4 son irrelevantes y no tengo modo de probarlos.

    En cuanto a servicios de streaming, utilizo tanto Tidal como Spotify, pero la mayoría de mi escucha en casa es con archivos FLAC en mi servidor, directamente a un DAC desde mi PC (utilizando Foobar) o por DLNA, aunque mi mujer utiliza casi siempre Spotify. En este caso, el modo 1 “todo en uno” es lo que he estado utilizando con el dispositivo.

    Tampoco suelo reproducir MQA y actualmente no tengo ningún DAC compatible con MQA, por lo cual, no puedo opinar sobre la funcionalidad de MQA. En cuanto a DSD, solo tengo algunos archivos de prueba que he probado y funcionan, fin de la prueba.

    El modo en el que tengo montada mi red de audio en casa es con un PC como servidor, con aproximadamente 4TB de música. Luego tengo una Raspberry Pi 4 con RopieeeXL que está conectada a un Topping D10s, del cual conecto la salida analógica a un selector RCA (que alimenta mis amplificadores de auriculares), la salida coaxial del D10s alimenta un SU-8 y la salida óptica del D10s va a un divisor alimentado. Del divisor, un lado va a varios sistemas de altavoces en varias habitaciones y el otro lado va hasta un selector óptico (que me permite elegir entre varias fuentes como Pi4, TV satélite, consola etc.) que después va también al SU-8 y amplificadores de auriculares.

    Enfocando solo el Pi, que es lo que el Zen Stream reemplaza, su función es ser un streamer siempre activo que se puede controlar desde cualquier PC o dispositivo Android que tenga en casa. Fácilmente accesible desde Spotify (muy importante para mi mujer) y también desde Bubble UPnP (muy importante para mi). Como la red de audio se distribuye por cable óptico, significa que mi mujer puede pulsar play en Spotify, encender el amplificador de la zona en la que se encuentra y escuchar o, en el caso de estar moviéndose por la casa, puede encender varias habitaciones y todas están sincronizadas. También tengo acceso a los archivos y servicios streaming en cada habitación independiente, por si queremos escuchar fuentes diferentes en distintas habitaciones, pero eso es irrelevante al Pi o Zen Stream.

    Así que, incorporando el Zen Stream…

    Primero, las conexiones. Como he comentado en otras reviews, soy alguien que prefiere conexiones por cable donde sea posible. Si he conectado el Zen Stream por WiFi (solo he probado la conexión 2.4GHz, también soporta 5GHz) y funciona buen pero lo he conectado por cable a la red por preferencia personal.

    El Zen Stream está obviamente diseñado para ser utilizado con un DAC externo, igual que la Pi, si que tiene una salida coaxial pero no tiene una salida óptica. Si se hubiera incluido una salida óptica en el Stream, podría haber reemplazado tanto la Pi como el D10s con un solo dispositivo, visto que realmente no necesito las salidas analógicas. Debido a que necesito una salida óptica, he tenido que utilizar el D10s (o algo similar) con el Stream también.

    Mi primera prueba ha sido utilizar el Zen Stream en mi oficina, conectado por coaxial a un DAC, enviando música desde Foobar (por DLNA) o desde el teléfono (tanto por DLNA como directamente desde la app de Tidal). El arranque inicial ha sido muy sencillo. Simplemente lo he conectado, encendido, esperando un par de minutos y a funcionar.

    El Stream apareció inmediatamente en la App de Tidal y la reproducción ha sido instantánea en cuanto lo he seleccionado. Con Foobar no he tenido tanta suerte, el Stream aparecía como salida disponible pero no parecía reproducir audio. Para decir la verdad, no utilizo DLNA en mi PC de trabajo, así que, aunque tengo los componentes correctos instalados y funciona con otros renderers, no le he prestado mucha atención porque probablemente es algún ajuste de Foobar que está mal configurado.

    La verdad es que me ha gustado mucho tener el Zen Stream en la oficina. Es una gran opción para los que quieren (o necesitan) mantener su música separada de su teléfono o PC. Conectado a un DAC que alimenta tanto un amplificador de auriculares como un sistema de altavoces, se controla fácilmente por cualquiera que se encuentre en la oficina (conectado a la red de la oficina, obviamente), permitiendo que las personas cambien lo que está sonando por algo de su elección propia.

    Como tengo una copia de seguridad de mi música en un par de discos duros de 2TB en la oficina, decidí probar la reproducción de archivos locales. He conectado un HDD de 2TB con archivos FLAC (probablemente lleno al 90%) al Stream y he abierto la aplicación iFi (que solo está disponible a través de un navegador de momento pero iFi dice que estará disponible la app para Android en breve). En cuanto he conectado el HDD, la biblioteca se mostraba como “actualizando”, sin embargo, tardaba bastante y al tener un poco de prisa, al final decidí cancelar.

    Mientras que he disfrutado de tener el Zen Stream en la oficina y probablemente opte por tener uno, mi interés real era en saber cómo funcionaría en casa, así que lo pasé al rack en casa.


    La conexión y arranque era igual de fácil que en la oficina, especialmente porque utilizo cable y ni siquiera me he tenido que preocupar por conectarlo al WiFi. Como tengo dos D10s, he conectado uno al Zen Stream y el otro al Pi, aunque ya conozco la Pi lo suficiente como para no tener que hacer pruebas directas de comparación.

    Como era el caso en la oficina, el control desde PC o dispositivos Android era perfecto. Hay algunos problemas cuando Tidal y Spotify discuten entre ellos pero cuando se fija en una sola app, los cambios entre dispositivos Android eran muy rápidos y suaves. Dicho en otras palabras, si reproduzco (a través del Stream) desde Spotify en mi teléfono y después intento empezar una reproducción desde el móvil de mi mujer, inmediatamente se cambiaba a su dispositivo. Una cosa a tener en cuenta es que, cada vez que se empieza un nuevo stream desde Spotify, el nivel de volumen se baja al 50% y hay que subirlo desde el dispositivo que está reproduciendo (o sea, el teléfono en este caso).

    Los problemas eran a la hora de intentar una nueva reproducción desde Tidal mientras que hay algo reproduciéndose desde Spotify. Tidal siempre pierde esta batalla y hasta que se desconecte la reproducción de Spotify, Tidal no empezará a sonar (se mostrará como si estuviera reproduciéndose en la app pero no suena). No veo esto como un problema del Stream, es muy común encontrar este tipo de problemas a la hora de utilizar Tidal (al menos en mi experiencia). También hay que notar que, si se está reproduciendo algo desde Tidal y se cierra la app de Tidal, la reproducción continúa. Si se vuelve a abrir la app de Tidal, Tidal no reconoce que hay una reproducción en curso y no permite detenerla, hay que empezar una nueva reproducción, seleccionar el Stream y luego detenerla. Esto es algo que no sucede con Spotify, que detecta la reproducción al instante. Spotify está simplemente mejor desarrollado, pero me desvío, volvamos al Zen Stream.

    EL Zen Stream tampoco tuvo problema alguno con mi D10s (o cualquiera de mis otros DACs) a través de USB pero si que descubrí que no se puede tener la salida coaxial y USB activa a la vez, hay que seleccionar cuál activar en la app iFi. Esto no supone un problema porque tengo el D10s conectado por USB y dispone de ambas salidas, pero sí que tenía la esperanza de poder activar ambas salidas a la vez para poder alimentar otro DAC por coaxial.

    Entonces pasé a mi reproductor habitual, Foobar. Si, soy de la vieja escuela, me gusta Foobar y lo tengo exactamente como me gusta. Sin embargo, exactamente como me gusta no parece ser exactamente como le gusta al Zen Stream.

    Dije que en la oficina probablemente no tenía Foobar configurado correctamente, sin embargo, en casa lo tengo configurado para reproducir por UPnP y lo hace sin a través de la Pi. El Stream aparece en la lista de salidas y cuando se selecciona, Foobar muestra que se está reproduciendo a través del Stream pero no sale audio del Stream. He pasado bastante tiempo intentando solucionar el problema pero sin suerte. Al final, decidí no pasar más tiempo con el problema. Es muy posible (probable?) que se error de usuario pero no tengo problemas con reproducir a través de ningún otro dispositivo UPnP/DLNA en mi casa (de los cuales tengo unos cuantos!)

    Así que decidí arrancar Bubble UPnP en Android para ver si había algún problema en reproducir archivos desde mi servidor por UPnP. Bubble funciona sin problema alguno, con el contenido actual apareciendo en la app de iFi en el navegador. También me sorprendió poder controlar Bubble desde la ventana del navegador, aunque el play/pause no funciona, si podía pasar de canción, volve, etc.

    Por último, decidí cargar música en un un drive para conectarlo al Stream. Esta vez, en vez de conectar 2TB de música, opté por unas 200 canciones (en FLAC) en una memoria USB. El Stream reconoció estos archivos en cuestión de segundos y podía reproducirlos a través de la ventana iFi del navegador.

    De nuevo me sorprendió descubrir que podía controlar el Zen Stream desde la app de Bubble UPnP, permitiendo saltar canciones, play/pause etc. Sin embargo, no se puede abrir Bubble y acceder a las canciones conectadas en el pendrive. Espero que esto sea algo que la app Android (que iFi dice que es inminente) pueda hacer.

    Después de estas pruebas, decidí actualizar el firmware (iFi anunció que hay una versión nueva), Por alguna razón, cada vez que lo intentaba, se bloqueaba en 40% y pasaba a dar error. La única manera de recuperar el dispositivo era desconectando y reconectando la corriente (recargar el browser no hacía nada y el botón frontal de encendido/apagado no respondía). Hablé con iFi Audio y parece ser que están teniendo algún problema con el servidor (no el dispositivo) y que lo solucionarán en breve. Recomendaron resetear el dispositivo e intentar de nuevo, normalmente funciona después de varios intentos. Visto que ya había hecho todas las pruebas que quería hacer y que iba a resetear el Stream para devolverlo de todas formas, decidí no actualizar.

    [​IMG]

    Conclusión…

    Quizás hayas notado que no he mencionado nada sobre sonido. Esto es porque no tiene sonido. El Stream no reproduce sonido, envía datos a un DAC externo para que lo convierta. Cómo trata los datos y cosas como el jitter etc. son algo que no puedo probar con mis oídos. Golden Audio ha publicado una review en la página recientemente donde que publica mediciones del Stream, sin embargo, no he leído la review (aún) debido a que intento evitar ver/leer reseñas de algo que pienso reseñar. Así que, si quieres ver datos y mediciones, visita la review en Golden Audio aquí: https://goldensound.audio/2021/07/22/ifi-zen-stream-measurements/

    En cuanto a mi uso personal del Zen Stream, tengo que decir que es un dispositivo genial Sí, hay algunas cosas que evitan que sea perfecto para mi sistema, y admito que es un sistem poco convencional, pero no son cosas que puedo tener en contra del Stream.

    Obviamente me gustaría hacer que funcione desde Foobar pero estoy seguro que de pasar suficiente tiempo con él, lo haría funcionar. Foobar es siempre un follón de configurar y llevarlo a un punto donde todo funciona como quiero, pero eso es un punto negativo de Foobar y no necesariamente del Stream.

    Realmente pienso que sería perfecto para mi oficina y probablemente me plantee incorporar uno al sistema de la oficina cuando lo actualice en breve. Funciona genial para lo que necesito en la oficina, manteniendo mi música separada de mi PC y teléfono. De hecho, seguramente lo conectaría directamente a la red de audio que tenemos en el edificio, así cualquiera de las oficinas o taller/almacén puede reproducir sin problemas.

    En comparación con el sistema Pi que tengo actualmente en casa, hay algunas cosas muy positivas que decir sobre el Stream. El primer punto muy a su favor es el hecho de que es simplemente “plug & play”, aunque RopieeeXL es bastante sencillo y fácil de usar, se necesita algo de tiempo para configurarlo etc.

    En cuanto a precio, el Stream es más caro que el sistema Pi, pero tampoco es tanta diferencia una vez que se tiene en cuenta todo. El Pi4 (8GB) cuesta unos 80€, una carcasa cuesta unos 20€ (dependiendo del que elijas obviamente), una tarjeta SD son otros 15€ y la fuente de alimentación son unos 10€, así que el total está sobre los 125€ (dependiendo de la carcasa que se elija). Entonces hay que sumar el tiempo que se invierte en configurarlo, que son unos 30 minutos cuando ya se sabe lo que se hace pero la primera vez se necesitan varias horas para investigar antes de empezar.

    El Zen Stream cuesta más cerca de los 400€, pero se conecta y punto. También es más elegante que una carcasa barata de la Pi y tiene varias cosas que la Pi no tiene (con RopieeeXL). Por ejemplo, tener un disco duro conectado al Stream con tus archivos locales es algo que no se puede hacer con RopieeeXL, así que, si utilizas el Stream como tu fuente principal, no hay que preocuparse en tener una NAS o servidor.

    El hecho de que puedes reproducir directamente en el Stream a través del navegador (y espero que a través de la app Android en breve) es otro gran beneficio en mi opinión. Puedes crear listas de reproducción etc., así que, si simplemente quieres un hilo musical (BGM), en la oficina por ejemplo, puedes darle al play y olvidarte de él.

    No he experimentado ningún corte en la reproducción, algo que si pasa a veces con la Pi (no a menudo pero a veces), y el cambio ntre dispositivos que reproducen a través del Zen Stream es sencillo y estable (excepto en el caso de Tidal vs Spotify que he mencionado pero, de nuevo, es cosa de las apps y no el dispositivo).

    Al fin y al cabo, realmente no puedo decir nada negativo sobre el Zen Stream. Es un dispositivo que hará la vida muy simple para muchos y a un precio razonable. Si, puedes montar algo parecido por menos dinero pero es una solución casera, algo que interesará a algunos pero desde luego no a todos. Creo que el Zen Stream es una opción genial para los que quieren simplicidad y calidad en un paquete pequeño.

    [​IMG]
    www.achoreviews.com


    Review en YouTube:
     

Compartir esta página